Agora Medical Center, piso 8, Guayaquil.

Descenso de vejiga, síntomas y tratamiento

Tabla de contenidos

¿Sufres de descenso de vejiga? La vejiga es un órgano membranoso que se ubica en la pelvis, delante del recto y se sitúa por encima de la próstata y las vesículas seminales en el caso del hombre y sobre la vagina en el caso de la mujer. Recibe y acumula la orina que van produciendo los riñones a través de sus respectivos uréteres.

El descenso de vejiga o cistocele es la protrusión de la vejiga urinaria sobre la pared anterior de la vagina. Se produce como consecuencia de debilidad en los tejidos y fascias que sostienen la vejiga en su posición normal, con desplazamiento hacia abajo por la fuerza de la gravedad. Es una condición relativamente frecuente en la mujer a partir de los 40 años, y no siempre amerita tratamiento.

EXTRA 2 1 2

Factores de riesgo

  • Edad avanzada.
  • Menopausia.
  • Múltiples partos.
  • Predisposición genética.
  • Cirugía pélvica previa.
  • Condiciones que aumenten la presión intra abdominal (tos crónica, ejercicios de alto impacto, obesidad o constipación persistente).

Epidemiología

Aproximadamente un tercio de las mujeres mayores de 50 años se ven afectadas hasta cierto punto por el trastorno, que puede tener un fuerte impacto en la percepción del cuerpo y la sexualidad de la mujer. Se espera que con el envejecimiento general de la población la prevalencia de este trastorno aumenta notablemente en los próximos años. 

Síntomas del descenso de vejiga

Los síntomas son muy variables en intensidad, algunas mujeres apenas tienen molestias, en otras en cambio, se produce sensación de cuerpo extraño, pesadez y dolor, sobre todo cuando permanecen de pie durante un tiempo, en muchos casos se presenta sensación de urgencia miccional, incontinencia urinaria e imposibilidad de vaciar completamente la vejiga urinaria durante la micción. 

Tratamiento para el descenso de vejiga

El tratamiento recomendado depende del grado de severidad del cistocele. En los casos leves se recomienda tratamiento conservador basado en realizar ejercicios específicos encaminados al fortalecimiento de los músculos situados en el suelo pélvico. 

Estos ejercicios reciben el nombre de ejercicios de Kegel y resultan muy útiles para tratar la incontinencia urinaria. También se utilizan otras terapias, como la biorretroalimentación (biofeedback) y la estimulación eléctrica. Es recomendable asimismo modificar los estilos de vida, abandonar el tabaquismo, reducir peso si es necesario y evitar ejercicios intensos que aumenten la presión intraabdominal.

EXTRA 1

En caso de cistocele avanzado, o cuando fracasan las medidas anteriormente citadas, el tratamiento recomendable es la cirugía. Recuerda, en UROMEC cuidamos tu salud y la de tu familia. Tenemos un amplio cuadro médico de especialistas en y urología para que siempre estés protegido ante cualquier patología o enfermedad. No olvides estar pendiente de nuestras redes sociales, allá tenemos contenido interesante para ti.

Recibe una segunda opinión de nuestros expertos,
juntos encontraremos el tratamiento ideal para ti

Nuestro compromiso es mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes

¿Necesitas ayuda?