Agora Medical Center, piso 8, Guayaquil.

Me río o toso y fugo orina ¿Qué está pasando?¿Incontinencia urinaria?

Incontinencia urinaria, aprende a identificarla
Tabla de contenidos

La incontinencia urinaria de esfuerzo femenina, es un tipo común de incontinencia urinaria que ocurre cuando hay cierta presión adicional en la vejiga, por lo que al reír, toser, estornudar o incluso levantar objetos pesados hay una pequeña fuga de orina. 

Es una condición que usualmente se asocia con la debilidad de los músculos del suelo pélvico y los músculos que rodean la uretra. 

El suelo pélvico está compuesto por un conjunto de músculos y tejidos que sostienen la vejiga y otros órganos ubicados en el área. Si estos músculos se están debilitando, no lograrán contraerse lo suficiente como para evitar la pérdida de orina durante actividades que ejercen presión sobre la vejiga.

En UROMEC contamos con los mejores urólogos, capacitados para diagnosticar y tratar a los pacientes de manera efectiva. Prioriza tu salud y toma el control. ¡Programa tu cita hoy mismo y da el primer paso hacia una vida urogenital saludable y plena.

Este tipo de incontinencia puede deberse a uno de los siguientes mecanismos, o a una combinación de ambos:

  • Debilidad de las estructuras que conforman el suelo de la pelvis y que sostienen la uretra, lo que condiciona una hipermovilidad uretral.
  • Disfunción intrínseca del esfínter, producida por la debilidad del músculo uretral, lo que determina una insuficiente coaptación de las paredes de la uretra.
Incontinencia urinaria sintomas

Se considera que es uno de los tipos de incontinencia urinaria más frecuente, puesto que según estudios actualmente entre un 40% y 50% la padecen. La incontinencia urinaria femenina puede manifestarse a través de diferentes síntomas, que pueden variar en intensidad de una persona a otra.


Síntomas comunes de la incontinencia urinaria

  • Fugas de orina: La pérdida involuntaria de orina es el síntoma más evidente de la incontinencia urinaria. Puede ocurrir al toser, estornudar, reír, hacer ejercicio o cualquier actividad que ejerce presión sobre la vejiga.
  • Urgencia urinaria: Sensación repentina y fuerte de necesidad de orinar, que a menudo es difícil de controlar y puede llevar a la pérdida de orina si no se llega al baño a tiempo.
  • Frecuencia urinaria aumentada: Necesidad de orinar con mayor frecuencia de lo normal, incluso en situaciones en las que la vejiga no está llena por completo.
  • Incontinencia de rebosamiento: Dificultad para vaciar completamente la vejiga, lo que puede resultar en la liberación involuntaria de pequeñas cantidades de orina de forma continua o intermitente.
  • Pérdida de control durante el sueño: Incontinencia urinaria nocturna, también conocida como enuresis nocturna, que puede afectar el descanso y la calidad del sueño.

Estos síntomas pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida de una mujer, afectando su confianza, actividades diarias y relaciones personales. Si experimentas alguno de estos síntomas de manera frecuente o molesta, es recomendable buscar la opinión de un profesional de la salud, como un urólogo o ginecólogo, para obtener un diagnóstico preciso y explorar las opciones de tratamiento disponibles


Tratamiento para la incontinencia urinaria

Incontinencia urinaria tratamiento

El tratamiento para la incontinencia urinaria femenina puede variar dependiendo de la causa y la gravedad de los síntomas. Algunas opciones de tratamiento comunes incluyen:

Terapia del suelo pélvico: Los ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico, también conocidos como ejercicios de Kegel, pueden ayudar a fortalecer los músculos que controlan la vejiga y mejorar la continencia urinaria. Un fisioterapeuta especializado puede enseñarte cómo realizar correctamente estos ejercicios y proporcionar otras terapias del suelo pélvico, como la electroestimulación o el biofeedback.

Medicamentos: En algunos casos, se pueden recetar medicamentos para tratar la incontinencia urinaria. Estos pueden incluir anticolinérgicos, que ayudan a relajar la vejiga y reducir los espasmos, o medicamentos hormonales para tratar los síntomas asociados con la menopausia.

  • Dispositivos médicos: Se pueden utilizar dispositivos médicos para el tratamiento de la incontinencia urinaria femenina. Algunos ejemplos incluyen los pesarios, que son insertados en la vagina para proporcionar soporte a la uretra, y los estimuladores de nervios sacros, que ayudan a controlar la función de la vejiga.
  • Cirugía: En casos más graves o cuando otros tratamientos no han sido efectivos, se puede considerar la cirugía. Existen diferentes procedimientos quirúrgicos disponibles para tratar la incontinencia urinaria femenina, como la colocación de cintas o mallas para proporcionar soporte a la uretra o la reparación de tejidos debilitados.

Es importante destacar que el tratamiento adecuado dependerá de la evaluación individual de cada caso por parte de un profesional de la salud, como un urólogo. El médico determinará la mejor opción de tratamiento basada en el diagnóstico y las necesidades específicas de cada paciente. 

Tu bienestar es importante no dejes que las condiciones como infección del tracto urinario, incontinencia urinaria o problemas sexuales afecten tu calidad de vida ¡Agenda un cita hoy mismo!

Recibe una segunda opinión de nuestros expertos,
juntos encontraremos el tratamiento ideal para ti

Nuestro compromiso es mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes

¿Necesitas ayuda?